viernes, 16 de noviembre de 2012

Hasta los puercos

La tarde de ayer la pase un tanto doliente o triste por las virulentas acciones de los impresentables de siempre, cerdos ibéricos que aparentemente suelen irse de rositas, mientras fastidian a colectivos de desamparados, agobiados por la crisis y resto de buena gente.

Ya en el camino de vuelta al hogar, me encontré con Joaquín y le solté el motivo del atontamiento. “Unos cerdos”, espetó. La expresión me recordó la noticia de EFE, leída antes de ayer en El País, sobre que el cerdo no le hace ascos a nada: “Por qué el cerdo come de todo”.

El estudio ha sido publicado en Nature, “Analyses of piggenomes provide insight into porcine demography and evolution”, promovido por las Universidades de Wageningen (Holanda), Edimburgo (Reino Unido) e Illinois (EEUU).

La razón de que este animal coma de todo parece que está en su insensibilidad al sabor amargo. También, los investigadores han demostrado que aproximadamente el  30% del genoma de razas internacionales es de origen chino.

En cuanto al cerdo ibérico, lo que se sabe es que no fue cruzado con razas asiáticas. Por tanto, para suerte de los habitantes de Iberia, disponemos de unos ejemplares que pueden ser distintos al resto. Ya decía yo: hasta los puercos son especiales en mi país.

Si puedes, recarga pilas en este fin de semana (Fuente de la imagen:sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel