lunes, 20 de agosto de 2012

Una maravilla

Siguiendo la recomendación del ministro de Industria y Turismo español de sobre que los españoles hagan turismo en España, y después de la visita del sábado a Isla Mágica (ver post Diversión con límites) y alojarnos en el hotel Barceló Renacimiento (que siguiendo continuando con la crítica iniciada en “De parques parking y comida”, cobran quince euros adicionales a los clientes del hotel por el parking diario), ayer nos dedicamos a patear la capital del reino andaluz, Sevilla.

Si no vas con un cicerone, no te recomiendo patear transitar por la ciudad en pleno agosto con un sol de justicia. No sé cuantas botellas de agua consumimos (dos euros por litro y medio). Por lo demás, y aunque soy serrano rondeño de nacimiento y malagueño de adopción, tengo que rendirme ante tanta historia, belleza y suerte por tener un río como el Guadalquivir, que ha traído cultura y movimiento económico antaño, y dos exposiciones mundiales, que han dejado edificios e infraestructuras de un valor incalculable. En resumen: una maravilla.

¿Y qué decir de sus habitantes? Los sevillanos son verdaderos amigos de sus amigos, doy fe de ello (Gracias por la hospitalidad). Almorzamos en el restaurante Almiranta, al lado de la catedral y del Archivo de Indias. La comida estaba buena, pero un pelín cara (19 euros de media por cabeza), dado que la calle donde se ubica está en plena obra, las mesas son algo incómodas y el espacio reducido. Le dije al camarero que el vino tinto estaba bueno pero caliente. Tuvo el detalle de cambiarnos la botella por otra con unos grados menos de temperatura. Las paredes albergaban la exposición de arte SevillaMyLove, de Marta Corcho.

Termino. En relación a la observación del ministro, nos recuerda Màrius Carol en la Vanguardia, “Destinos patrióticos”, lo que escribió Carlo Goldoni:
"Un viajero nunca desprecia su propio país" 
Con todos los respetos a la autoridad del ramo, el Sr. Soria tiene que saber que la única industria que le queda a España es el “turismo”, si se le puede llamar industria (que por eso se le ha asignado a su ministerio, supongo), por lo que se debe tener cuidado con los comentarios que se realizan, no vaya a ser que todos los turistas extranjeros sigan su sugerencia y se queden en sus respectivos países.

Te dejo una foto al lado de la catedral. Si quieres más instantáneas, clickea AQUÍ. Hoy es fiesta en mi ciudad (Málaga, España). Te deseo una proactiva semana, estés de vacaciones o laborando.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel