viernes, 30 de marzo de 2012

Somnífero recurrente

Ayer terminé exhausto, pero tal vez por lo cansado, me costó conciliar el sueño.

Hojeé los top 90 de la Guía Peñín 2012, que la contacto Vanessa me obsequió por la mañana (Gracias), e intenté explicarme por qué Peñín puntúa tan pocos caldos de la D. O. Málaga y Sierras de Málaga en el tramo de excepcionales.

 ¡Ay! Sobre gustos no hay nada escrito.

Lo que creo me hizo sucumbir a la llamada de Morfeo, fue la puesta en práctica de la técnica de analizar lo acontecido durante el día y reconocer y valorar objetivamente las precisiones o aciertos incurridos, además de entusiasmarme o deleitarme en el propio proceso de consecución de cada uno de ellos.

La recreación de esos instantes y su reflexión, de forma honrada con uno mismo, actúa de motivación y, en mi caso, de somnífero recurrente.

Pero también es necesario afrontar y estudiar las meteduras de pata. Así que no es positivo rehuir esa terapia. Cuanto antes cojas el toro por los cuernos, mejor. 

Aunque, si estás muy cansado,  espera otro momento más propicio para escrutar lo negativo (fuente  de la imagen: stock.xchng).

Si puedes, disfruta de este fin de semana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel