miércoles, 1 de febrero de 2012

Nunca al revés

Coincidencia. Ayer estuve almorzando con una dirección de zona y una de sucursal de distintas entidades financieras. Imagina cual fue el tema estrella que a conciencia propicié: la entrevista al contacto Pau en el programa Salvados de la Sexta.

Si me guío por lo que en privado reconocen los directivos de sucursales de entidades financieras de mi ámbito de relaciones, Pau decía verdades como puños. Los empleados de los bancos y cajas de ahorros son comerciales que venden productos de la entidad financiera, pero para nada son “asesores personales”, como el director de ese banco o caja de ahorros en el que nuestros abuelos y padres depositaron su confianza.

Según Monserrat, lo primero que hay que hacer es comparar las mejores ofertas del mercado, contrastar la información con fuentes independientes y, una vez seleccionado el producto financiero, acudir a una sucursal que nos confirme la letra pequeña. Nunca al revés.

Si la banca pierde su naturaleza, además del descrédito (nunca mejor dicho) y la cotización de valores seguros, como el oro, junto a más pérdida de confianza en esas instituciones, genera el caldo de cultivo para el auge de prestamistas y otras figuras legales e ilegales que cubran la importante función financiera de la banca antaño tradicional.

En relación a este tema, he recordado lo que hace unos años se escribía en Business Week, Private Banking, Chinese-Style, acerca de la estrategia del gobierno chino para enfriar su economía, disminuyendo el crédito, lo que propició el auge de mercados secundarios donde las empresas conseguían financiación, pasando de los bancos, surgiendo operadores legales e ilegales dispuestos a conceder crédito.

En fin. A buen entendedor, ... Te dejo el vídeo con la entrevista a Pau Monserrat, subida a Youtube por wyomingforever.

2 comentarios :

  1. Muchas gracias por la mención, Manuel :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Pau por la visita y comentario. Enhorabuena.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel