martes, 4 de octubre de 2011

Guía útil

Un año más, el contacto David estima que no soy merecedor de estar en su directorio ¿Quién es quién? en Málaga. Se ve que desde que dejé de ser socio de la entidad de capital riesgo M Capital, he caído en el limbo informativo o, mejor, desde entonces soy menos que nadie y prescindible en la guía útil de las empresas y profesionales de mi provincia.

Bromas aparte, reconociendo que en las actuales circunstancias socio económicas es difícil realizar este tipo de presunta lista de Schindler del tejido empresarial y profesional malagueño, sigo opinando lo que te escribí en el post Puestitis o el más reciente “Boca prestada”.

Para el que le guste embeberse de las hemerotecas, habrá detectado que fulgurantes personajes que aparecían en esos conjeturales respetables y estudiados anuales inventarios de lo mejor de lo mejor en la provincia, al siguiente telediario estaban poniendo en marcha una operación de acordeón, un tapado ERE o un concurso de acreedores.

Y echo de menos otras personas que están luchando duro, muy duro, por sacar adelante sus instituciones, sean públicas o privadas, afectadas por la crisis o por los tiburones de turno. Y lo están consiguiendo. Si yo lo sé, porque es vox pópuli, el profesional de la comunicación lo sabe también. Entonces ¿Porqué no están?

Exacto. David, sabes que respeto el trabajo que estás realizando y valoro el esfuerzo analítico de tu equipo, pero me siento en el deber y la obligación de expresar que no están todos los que son y no son todos los que están en la, eso sí, aparentemente más reducida guía.

El tiempo, una vez más, a corto plazo lo dirá. Por lo demás, imagino a algún titular de los juzgados de lo mercantil en España que estará sonriendo socarronamente.

Presiento desde unos grupos empresariales donde sus socios, según mentideros de buena tinta, se están despellejando vivos con un final impredecible, hasta otras entidades que se encuentran preparando de manera discreta proyectos de concursos de acreedores como obligado plan de contingencia.

Dirás que es fácil de decir y difícil de probar. No estoy tan seguro. Otro tema es que el medio de turno que se aventura a preparar este tipo de ranking, disponga de presupuesto para contrastar la información de los siempre interesados grupos de presión mediática.

¿Presupuesto? Sí. Por ejemplo. Escucha a los lobbys, pero contrasta su presión con solicitud de cuentas anuales de sus empresas al Registro Mercantil y haz analizar esa información por unos expertos en la materia. ¡Ay! Sorpresas te dará el resultado de la investigación.

En fin. La vida misma. Me voy a trabajar que ya va siendo hora (dibujo de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel