domingo, 25 de septiembre de 2011

Dirigir mi existencia

Dirigir conlleva la responsabilidad del cometido, trabajo o competencia de otros individuos.

Es fácil de escribir, pero no tan fácil de llevarlo a cabo.

Ahora bien. No puedo ser un buen gerente de personas si antes no lo soy de "mí mismo".

Si me dirijo bien, me relaciono mejor con los demás.

Ser un decente gerente de mi vida es un espejo en el que se mira el grupo que pretendo coordinar.

Por otro lado, dirigir mis pasos por un recto camino, genera confianza en mi persona.

Así que si quiero ser un buen director, debo empezar por optimizar la gerencia de mi propia existencia.

(Fuente del dibujo: imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel