sábado, 4 de junio de 2011

¡Ay! La mosquita muerta

Define el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española “mosquita muerta”, como:

la persona, al parecer, de ánimo o genio apagado, pero que no pierde la ocasión de su provecho.

“Estoy hasta las narices de esas personas”, me decía ayer una contacto. Cree la mujer en el individuo y en sus expectativas, pero dice que siempre que intenta ayudar profesionalmente a una presunta “mosquita muerta”, no lo consigue.

Intenté la empatía y le comenté que alguna que otra vez, todos estamos en riesgo de convivir con perfiles como ese.

Presuntas personas dóciles, que aparentemente siempre están dispuestas a ayudar, prestándose a todo, asumiendo tareas que no les corresponden, …

… y, cuando menos lo esperas, te clavan el aguijón y, encima, pretenden hacerte a ti culpable de la situación.

Sus técnicas son de lo más variopintas, desde soltarte una puñalada trapera en una reunión, a sopetón, como quien no quiere la cosa, hasta prepararte disimuladas emboscadas o dejarte delante de los caballos una y otra vez, pasando por intrigas en bambalinas.

Algunas, intentan asumir tareas y más tareas, pretendiendo hacerse las importantes y las imprescindibles.

Luego, te van minando con exigencias cada vez más estrambóticas, absurdas y ridículas, mientras te refriegan una y otra vez la cantidad de horas que invierten y el conjunto de labores que realizan.

Cuando detectas su estrategia, las acorralas y le indicas, con tacto y delicadeza, lo que piensas, se ponen a llorar, imploran compasión y se excusan en el cúmulo de trabajo que llevan a sus espaldas y otras evasivas, justificaciones y escapatorias.

En fin. Paciencia le dije. La mejor forma de controlar a estos alacranes que intentan picar a la rana que le está ayudando a cruzar el río, es el sincero camino por el que transitas y el comprometido equipo con el que cuentas, el cual se dará cuenta, temprano o tarde, de estas sabandijas de la oficina.

Te dejo el vídeo, subido a Youtube por sacalenguas, donde el presidente de EEUU, Barack Obama liquida a una mosca que le estaba revoloteando mientras le hacían una entrevista. “La maté a la muy imbécil”, exclamó (Fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel