domingo, 5 de junio de 2011

Primero lo trabajoso

Ante un plato variopinto de comida y la cara refunfuñada del querubín, ayer procuraba explicarle que atacara primero aquellos alimentos que no eran del agrado de sus papilas gustativas y dejara para el final lo que más saboreara.

Procuro ejecutar el trabajo profesional más complicado o laborioso a primera hora de la mañana, que es cuando se supone que mi cuerpo está más cargado de energía y más proclive a la concentración, evitando las distracciones.

Solo cuando las mañanas están a tope, empiezo a ocupar las tardes de cosas importantes, si no me queda que aplicar otro remedio.

Me desplazo inconscientemente hacia el goce y huyo del dolor, por lo que intento aplicar esta filosofía a otras cuestiones domésticas o personales, realizando primero lo que me disgusta más o me gusta menos.

Ahora que el retoño no me lee, le reconozco que unas veces lo consigo y otras no, pero lo intento en cada paso de mi vida (fuente del dibujo: imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel