jueves, 5 de mayo de 2011

Tabla de salvación


Contento me levanto esta mañana. Creo que el motivo no es otro que la experiencia de ayer por la tarde.

Primero tomé una cerveza con una persona que actualmente se encuentra en el paro, realizando un curso de formación profesional que no tiene que ver nada con la actividad profesional practicada en más de dos décadas.

Le pregunté si le gustaba lo que estaba aprendiendo. Me dijo que sí. Eso es lo importante.

Luego salí corriendo a una reunión de trabajo a la que había sido invitado por unos empresarios del sector de la tecnología.

Conocí a dos profesionales de la informática y las telecomunicaciones.

Hace cuatro o cinco años habían sido seleccionados por un autonombrado “owner human resources consultant”, para laborar en una presunta decente y potente empresa del sector.

Dejaron atrás un conjetural prometedor futuro en la institución que les había formado durante otros tres años.

Sin embargo, hace doce meses que habían sido puestos de patitas en la calle.

Comentaron que el día del despido se acordaron de toda la familia de ese owner, el cual, al igual que el río Guadiana, no atendía sus llamadas, siendo engullido misteriosamente en las arenas movedizas de las continuas reuniones en las que siempre estaba.

Sin embargo, me reconocieron después que es lo mejor que les había pasado (lo peor fue lo del consultant), puesto que, debido a sus cargas familiares e hipotecarias, se vieron obligados a lanzarse al recóndito mundo del autoempleo, dando la vuelta a la tortilla del desempleo, convirtiendo la situación en una oportunidad.

Caí en la cuenta que durante la crisis de 1993 en España, algunos desempleados emprendieron actividades mercantiles y hoy son prósperos empresarios. Espero que, al igual que en ese periodo de dificultades económicas, esa corriente emprendedora se dé con más fuerza en esta recesión que nos ahoga.

El emprendimiento del pequeño, comprometido y solidario empresario, generará economía responsable, que será una de las escasas tablas de salvación que actualmente visiono, y que propiciará una futura sociedad necesariamente más justa.

Te dejo el vídeo INEM, con la parodia de José Mota, subido a Youtube por rtve.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel