sábado, 9 de abril de 2011

Rara avis

Ayer, necesitábamos un tornillo para arreglar el pasamanos de un ascensor, así que decidí desconectar y me ofrecí voluntario para comprarlo.

Llegué a la Plaza de la Constitución (Málaga, España) y un poco más y entro en un restaurante de comida rápida. El establecimiento que Ferretería El Metro tenía allí, había sido sustituido por un negocio de hostelería.

En España, el porcentaje de la pequeña empresa es brutal. Bueno, ahora menos, por el continuo cierre de negocios y su sustitución parcial por otros que se presume son más rentables.

Si esa rara avis para la administración pública, se exterminara, se eliminaría de un plumazo la capacidad de generación y mantenimiento de empleo y también desaparecería la economía tal y como la conocemos.

Hace unos días, escuchaba al candidato conservador a las elecciones presidenciales españolas, previstas para dentro de un año, una batería de acciones para ayudar a esta pequeña empresa.

Con independencia del color político donde milites, probablemente coincidas conmigo en la necesidad de apoyar a esta figura autónoma, emprendedora, económica y, por qué no, social.

En el tema financiero, ahora que se crean tantos fondos para salvar países, grandes empresas y, en resumen, economías enfermizas, ¿Por qué no se crea un fondo real para financiación de los autónomos y la pequeña empresa?

¿Por qué la administración pública no ayuda e incentiva la creación de empleo por estas pequeñas unidades de producción?

En fin. Dejo de pensar por esta mañana. A disfrutar de este sábado que nos brinda la Naturaleza por la zona geográfica donde me muevo (dibujo de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel