miércoles, 16 de febrero de 2011

Pánico

Ayer estuve charlando con un grupo de jóvenes, que estudian y practican un oficio, acerca del mundo de los blogs, bitácoras, weblogs o diarios digitales, como quieras llamarlos. Aproveché para enseñarles lo indispensable en el conocimiento de la blogosfera y el uso y seguimiento en sus actividades profesionales o empresariales, así como su potencialidad en marketing, publicidad y comercialización.

El caso es que desde que empecé en esto de los blogs, a mediados del año 2002, he observado un incremento del uso de este medio por parte de las empresas, ya sea para difundir sus productos y servicios de una forma a priori discreta, aunque a menudo es descarada, bien para defenderse de - o para atacar a - su competencia.

Sin embargo, también directivos/as y representantes de mi actual ámbito territorial de actuación (Andalucía, España), ven este mundo como muy peligroso y se ponen nerviosos cuando se les propone alguna acción promocional o simplemente comunicativa. Tienen pánico a todo lo que suene a blogosfera y redes sociales virtuales. Algunos aceptan a regañadientes, no sin antes introducir un topo en el medio que vigile día y noche la acción y que le cuente todo lo que acontece o rodee a la susodicha herramienta.

No debemos ponernos una venda en los ojos o dar la espalda a esta realidad y a la que queda aún por llegar. Desde hace unos años, argumento a los clientes, colaboradores/as, comités de dirección y consejos de administración con los que me relaciono, la necesidad de incorporarse a estos medios, eso sí, con el debido asesoramiento profesional (composición de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel