domingo, 27 de febrero de 2011

Bankomunales

Leo con interés el reportaje “La banca de los pobres”, en El País, donde se escribe sobre Salomón Raydán y su experimento bancario, inspirado en los microcréditos, que le valió el Nobel a Yunus en 2006 (ver post Muhammad Yunus). En el verano del año 2009, con motivo de la presentación de una oferta de consultoría para reorientar los microcréditos de la Caja General de Granada, tuve que analizar profundamente el producto microcréditos, detectando excesiva funcionarización, papeleo y lentitud. 

En noviembre de ese año, charlando con un miembro del consejo de administración de Cajasol, coincidía conmigo en la burocratización del procedimiento, lo que ralentizaba sobremanera la concesión, al tiempo que los costes suplementarios la encarecían. Recuerdo que nuestras propuestas iban en la línea de crear una incubadora de pequeños proyectos, haciendo partícipes a los prestatarios, a la par que desarrollar una plataforma tecnológica y subcontratar el proceso de concesión a expertos, de forma que se liberaran importantes recursos vía reducción de la burocracia.

Parece que Raydán supera ese problema, al convertirse los prestatarios en prestamistas, mediante regulación pero sin caer en la bancarización: "Quiero que los pobres sean su propio banco", dice, a modo de un banco autogestionado. Sugiero leas el artículo. Te dejo un vídeo informativo, subido a Youtube por chinamitos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel