sábado, 11 de diciembre de 2010

Ponte las pilas

Ayer, mientras echaba gasoil y miraba en la pantalla el precio del litro, recordé la noticia que leí en la prensa hace poco, referente a la multa que la Comisión Europea ha impuesto a seis industrias fabricantes de pantallas planas de cristal líquido (LCD), por pactar de forma ilegal los precios, violando las normas de la Unión Europea (UE) sobre libre competencia.

Estos listos del LCD encarecieron artificialmente los precios de los productos, obligando a los consumidores de Europa a pagar más caros los televisores y ordenadores, debido a que gran parte de esas pantallas son fabricadas por las compañías implicadas. Hoy, la multa, probablemente sea un ínfimo cargo en sus cuentas en comparación con los suculentos beneficios que han obtenido durante el tiempo de precios ilegales.

Miro la cotización del barril de petróleo y lo comparo con otros periodos y me huele que con la gasolina sucede algo parecido. No son lógicas las cotizaciones publicadas en los surtidores de las distintas compañías que se dedican a suministrar el sagrado alimento de nuestras máquinas.

El precio de este recurso energético afecta no sólo al ir al trabajo o de de vacaciones, sino a los enseres, los comestibles o cualquier elemento que deba ser trasladado desde el origen hasta el comercio. Si a eso le unimos la profunda crisis económica y financiera que estamos padeciendo, es alarmante los presuntos convenios de precios.

No servirá de nada que dentro de un año, la comisión imponga una multa, que con toda seguridad sería asumible por las condenadas, dado los ingentes beneficios que hoy están obteniendo a costa de ahogar cualquier posibilidad de recuperación económica a corto plazo. Así que, Almunia, ponte las pilas. Te dejo la comunicación de la UE en el tema de LCD. Puedes elegir el idioma de traducción (imagen de la Wikipedia).