martes, 16 de noviembre de 2010

¿Suerte?

En relación al éxito comercial de un proyecto empresarial en el que colaboro desde primeros del verano, mi interlocutor espetó “Vaya suerte habéis tenido, capullos”. Por deferencia hacia el foro donde participábamos, decliné responderle en ese momento.

De su vulgar expresión deduje que pensaba que la facturación que estábamos realizando dependía de nuestra buena suerte. He escrito en este blog sobre la buena suerte. Salvo excepciones, la buena suerte es el resultado de un trabajo continuo, laborioso, en cualquier materia o lugar.

Si en lo profesional o empresarial, transitas por un camino proactivo, aprenderás a obtener prerrogativa de las encrucijadas que te vas encontrando. Asimismo, mantenerte en esa vereda de sumar cada día, aunque sea un poquito, te da la oportunidad de estar en el momento justo de una situación afortunada. Si buscas el camino fácil, lo de siempre, estás reduciendo las posibilidades de que la suerte te acompañe.

Paralelamente, ve estableciendo tus horizontes o metas fuera del círculo comercial en el que te estás moviendo. No te conformes. Explora nuevas fronteras. A su vez, esparce tu perspectiva intelectual vía el aprendizaje en esas zonas inexploradas. Si, por el contrario, te conformas con lo presuntamente seguro, pensando que te va a durar siempre, vas cuesta abajo y sin frenos hacia una muy probable debacle (composición de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel