domingo, 8 de agosto de 2010

Ficticio embellecimiento

Pensaba que con el cambio de normas contables en España y con la crisis profunda que estamos viviendo, se iba a atenuar el ficticio embellecimiento de las cuentas anuales, pero por lo que veo, los artificios contables, al menos en las PYMEs, están a la orden del día. Esa es la opinión de un equipo de consultores-auditores con los que estuve tomando café el viernes. Para ellos, la transgresión de la normativa es sencilla. La liviana aplicación del valor razonable y otras cuestionables acciones para mejorar los beneficios y los flujos de tesorería o atenuar las pérdidas o los déficits financieros, son prácticas más que habituales.

Este enfoque, presuntamente fraudulento, no lleva a ninguna parte y enmascara graves problemas de gestión y de dirección, pero mientras se detecta, pasa un precioso tiempo y los inversionistas, accionistas, socios, personal, clientes, proveedores, administración pública, … sufren las consecuencias del listillo consejero delegado o director general de turno. Algunos ejecutivos, al percibir que no pueden convencer a sus auditores del maquillaje que han puesto a sus estados, propician el cambio de fedatarios contables, pensando que los nuevos van a ser más receptivos o manejables (composición de imágenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel