miércoles, 28 de julio de 2010

Lo mejor del mar

Ajustado día el de ayer. Salimos temprano de Málaga (España), camino de Granada. Nos paramos en Riofrío a tomarnos media rebanada de pan con aceite de oliva virgen extra y un sombra doble, todo de escándalo. Atendimos llamadas telefónicas vía manos libres y llegamos a la ciudad de la Alhambra a eso de las nueve y media de la mañana. Nos pusimos a asistir técnicamente en la justificación económica de subvenciones en las oficinas de AGAP y a eso de las 11:30 nos pasamos por las instalaciones de EditeFormación, para saludar a sus directivos e instarles a que nos invitaran a otro desayuno (cara dura que tenemos). Volvimos a la sede de la organización empresarial y seguimos en el tajo hasta bien entrado el mediodía. Nos pasamos por la delegación provincial para una reunión técnica muy provechosa, resolviendo dudas y realizando propuestas. Un placer trabajar con funcionarios receptivos, proactivos y comprometidos.

Después, exhaustos, nos fuimos a reponer fuerzas al restaurante De Costa a Costa, especialistas en lo mejor del mar, en C/ Ancha de Gracia, 3, donde nos atendió José Luis y todo su equipo, con una exquisitez digna de mención en este modesto blog. El menú de degustación consistió en unos mejillones al vapor, unos percebes, unas gambas plancha, unas cigalas a la sal, buey de mar, pijotillas, boquerones desrraspados, carrillada ibérica, sopa nevada y creps de chocolate. Todo muy fresco y bueno. Resalto las gambas fritas que tomamos en la barra, los mejillones al vapor, las cigalas a la sal, las pijotillas, la carrillada y el vino tinto Muñana tres Cepas, de Bodegas Muñana. En la parte crítica, el primer albariño, con un leve sabor a corcho y que fue sustituido inmediatamente, y el buey de mar relleno que estaba bueno pero que, personalmente, me gusta más sencillo, es decir, cocido con cebolla, laurel, clavos, y luego mezclada la carne en el caparazón con muy poco huevo relleno y unos toques de vino blanco (sobre gustos no hay nada escrito). ¡Cómo no! Conté mi historia de los percebes (ver post Percebes). Firma de contratos por la tarde y, ya entrada la noche, vuelta a casa. Una jornada bien aprovechada en lo profesional, institucional, relacional y gastronómica y en muy buena compañía. Te dejo una foto con José Luis. Si te gustan los frutos del mar y estás en Granada,  recomiendo el restaurante, por el trato, el fresco género y, en síntesis, la relación calidad-precio.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel