martes, 9 de marzo de 2010

Palos en las ruedas

No entiendo cómo a estas alturas de mi vida empresarial, sigo entristeciéndome cuando detecto al típico perfil que, presuntamente, no hace otra cosa que poner palos en las ruedas de las bicis profesionales de los demás. Va el equipo pedaleando a tope, para conseguir el objetivo, y cuando menos te lo esperas, ves a un miembro tirado en el asfalto y a otro en la cuneta.  Menos mal que la interacción cara a cara, ya sea breve o superficial, reordena, aunque sea transitoriamente, esos comportamientos, pero el daño está hecho. El caso es que en esta época de crisis, esos reiterados y dirigidos obuses, pueden ocasionar que el barco zozobre con ellos a bordo. Y entonces, tal vez sea tarde, si no se aplica antes impulsiva y resuelta cirugía (imagen de gifsanimados.com).