jueves, 14 de enero de 2010

¿Eso dije?

Desde finales de noviembre llevaba intentando concertar una cita conmigo. Por fin, la acordamos para ayer por la tarde. Me invitó a un café en un concurrido café céntrico, en la zona de la Plaza de la Constitución, en Málaga (España). Quería trabajar en uno de los proyectos en los que participo. Tenía referencia de algunas de las personas que colaboraban y la idea le ilusionaba, hasta el punto de proponer ¡trabajar gratis! Sabía de mi opinión acerca de ¡Lo gratuito! (ver ¿Post gratuito?), por lo que se esmeró en explicarme que lo que pretendía, en esta recesión que nos acucia, es seguir invirtiendo en su marca personal. – Si dispone de capacidad económica ¿por qué no realiza un master en una escuela de negocios? – Cuestioné. 

Sí, quería formarse, pero cambiando la figura de la institución docente por la colaboración práctica con el equipo. Dispuesta estaba hasta pagar dinero. Sorprendido, para probarla y quitarle las ganas, le pregunté - ¿Sabe dónde pretende meterse? ¿La cantidad de sufrimiento operativo, acciones, promociones, ejecuciones, cambios de rumbo, reestructuraciones, vuelta a empezar, … que efectuamos en márgenes temporales, económicos y financieros muy ajustados? -  Respondió afirmativamente, añadiendo – En el verano del año 2000 le escuché decir:
“Me dedico a la generación de caos controlado o desequilibrio dinámico, con un ancho de banda determinado, dependiendo del caso real, y catalizador de emociones profesionales y empresariales, para una óptima gestión del perenne cambio que necesita hoy la empresa donde colaboro y, por derivación, la propia Sociedad” 
Perplejo me quedé. ¿Eso dije? ¡Peazo de parto mental! Puse el cerebro a recordar. Cierto. En ese periodo estaba colaborando en Lhemberg, en un proyecto de reestrucuturación y reorganización, y tuve la oportunidad de entrevistarla, dentro de un proceso de selección y al final del encuentro me preguntó: ¿Realmente, a qué se dedica usted? (imagen de gifs-animados.net). Post rectificado con posterioridad a su publicación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel