viernes, 29 de agosto de 2008

En la basura

Un poco de mesurado optimismo. No todas las noticias económicas españolas son malas. El descenso del precio del petróleo da un respiro a la inflación de agosto y la Seguridad Social sigue logrando superávit en los siete primeros meses de este año (leído en varios medios). Lo que me cuesta digerir es que tiremos a la basura dieciocho mil kilos de merluza en julio y ocho mil kilos en agosto (leído en El País). Sí, es una política económica de la Unión Europea para estabilizar el precio, pero, ante tanta crisis y carestía, este tipo de acciones le duelen al desorientado consumidor ¿no? Para una vez que podríamos haber comprado pescada a precio de bacalailla, se tiran a la basura ¿Y los bancos de alimentos, ONG, etc.?