martes, 11 de febrero de 2020

Decidiendo sin disponer de todos los hechos

Fuente de la imagen: RyanMcGuire en pixabay
En el verano pasado escribía Laura Delle Femmine en el País, sobre “el gran negocio de las apuestas deportivas, la estrella del juego online[1]. Y es que en España se están ”pasando cuatro pueblos” abriendo casas de apuestas, sobre todo en los barrios más necesitados, al lado de colegios... ante la despreocupada mirada hacia otro lado de los Poderes Públicos y cierta indiferencia del público en general. Cierto que, si el ordenamiento jurídico lo permite, los promotores tienen todo su derecho, pero estamos caminando en el filo de navaja de la adicción, similar al consumo del tabaco, alcohol…Tampoco me gusta ver a supuestas “estrellas deportivas” prestar su imagen a este tipo de negocios, ni en otras actividades relacionadas con derechos fundamentales y que ya te dejé entrever en textos como “Triste y vergonzoso” o ¿Publicidad descalza? Hace poco, Fernando Valls en lainformación.com, “Jaque a las casas de apuestas: cerradas hasta las 22 horas y limitaciones al fútbol[2], apuntaba que el actual gobierno de turno de los "españolistos" (entre los que, obviamente, me incluyo), quiere promover una normativa jurídica, similar a la del tabaco, que regule los juegos de azar y su derivación on line. Esperemos, "a ver qué pasa".

Sin embargo, salvando las distancias con la situación actual de los juegos de azar en España, en el concepto genérico de “apuesta” no todo tiene una connotación negativa. Me explico. En el fin de semana pasado he estado re-hojeando el texto de Annie Duke, Thinking in Bets: Making Smarter Decisions When You Don't Have All the Facts[3], que traducido con mi inglés oriundo de los Montes de Málaga, es algo así como “Pensando en clave apuestas: tomar decisiones más inteligentes cuando no dispones de todas las especificaciones”. Coincido con la autora en que la apuesta, en sí, es una decisión sobre un futuro que me es incierto, ya que no dispongo de todos los hechos. Para Duke, aprender a reconocer la diferencia entre la calidad de mis decisiones y la suerte, es de lo que trata pensar en "modo" apuestas. Para que mis decisiones sean excelentes, éstas deben ser consecuencia de un buen proceso reflexivo que incluya un intento de significar con rigor mi propio estado de conocimiento que no es, si no, una conmutación o transición de mi mayor o menor inseguridad para con la cuestión objeto de decisión, dentro de un mundo cada vez más globalizado, circunstancial y contingente. Parte de este texto también se ha editado en el sitio book—post, bajo el título “Pensando en modo apuestas”. Fuente de la imagen: RyanMcGuire en pixabay.
___________________
[1] Página visitada el 11/02/2020.
[2] Página visitada el 11/02/2020.
[3] Duke, Annie. Thinking in Bets: Making Smarter Decisions When You Don't Have All the Facts. Editorial Portfolio. 2008.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel