lunes, 21 de octubre de 2019

La paradoja de la estrategia

En ¿Por qué fracasan tantas estrategias globales? reseñaba el texto de Pankaj Ghemawat, Redefining Global Strategy: Crossing Borders in A World Where Differences Still Matter[1], donde el autor intenta responder a la pregunta ¿Por qué fracasan tantas estrategias globales, a pesar de las poderosas marcas de las empresas y otras ventajas del tráfico fronterizo? Según Pankaj, la respuesta se encuentra en que una estrategia digamos de talla única, ya no tiene ninguna posibilidad. Cuando las empresas creen en las ilusiones de un mundo "plano" y en la muerte de la distancia, cargan a través de las fronteras como si el mundo fuera un mercado perfecto. Pero las diferencias transfronterizas son más grandes de lo que suponemos. La mayor parte de la actividad económica, incluidos el comercio, la inversión real y financiera, el turismo y la comunicación, se realiza a nivel local, no internacional.

Pues bien. En el fin de semana pasado he estado refrescando otro tipo de fracaso de estrategia, mientras rehojeaba el texto de Michael E. Raynor, The Strategy Paradox: Why committing to success leads to failure (and what to do about it)[2], que traducido con mi inglés oriundo de los Montes de Málaga es algo así como “La paradoja de la estrategia: por qué comprometerse con el éxito conduce al fracaso (y qué hacer al respecto)”. Según Michael, muchos directivos que buscan maximizar sus posibilidades de éxito, a menudo caminan hacia el fracaso sin darse cuenta. La triste verdad es que la mayoría de las empresas han dejado su futuro casi por completo al azar, y ni siquiera se dan cuenta, debido a que sus máximos dirigentes sienten que hoy deben tomar decisiones con consecuencias de largo alcance, pero deben basar esas elecciones en suposiciones sobre un futuro que no pueden predecir. 

A través de estudios detallados de casos de éxito y fracaso en Sony, Microsoft, Vivendi Universal, Johnson and Johnson, ATT y otras compañías importantes en industrias desde servicios financieros hasta energía, el autor intenta explicarme cómo los líderes pueden tomar decisiones sobre cosas que suceden en el presente pero también teniendo en cuenta un futuro que no se puede predecir con certeza, consiguiendo resultados históricamente reservados para unos pocos afortunados, incluso a medida que reducen los riesgos que deben aceptar en la búsqueda del éxito. En el despiadado mundo de la estrategia competitiva, esto es lo más cerca que puedes llegar de conseguir algo por nada. Raynor dibuja un marco concreto para la acción estratégica que permite a las empresas aprovechar las oportunidades de hoy mientras simultáneamente se preparan para la oferta de mañana. Parte de este texto también se ha editado en el sitio BOOK--POST. Fuente de la imagen: qmono en pixabay. 
___________________________________
[1] Pankaj Ghemawat. Redefining Global Strategy: Crossing Borders in A World Where Differences Still Matter. Editorial Harvard Business School. 2007. 
[2] Raynor E. Michael. The Strategy Paradox: Why committing to success leads to failure (and what to do about it). Editorial Currency. 2007.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel