martes, 22 de enero de 2019

¡Cuidadín con la tecnología ponible!

Define Mario Romero, en guioteca.com, la “tecnología vestible”, del inglés wearable technology (que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como “tecnología portable” o “ponible”), a esos “nuevos dispositivos que usamos en la vida diaria como relojes, marcapasos, pulseras, collares, audífonos y una larga lista que se relaciona con aquellos “gadgets” que llevamos puestos”. Realizo esta introducción porque no hace mucho paseaba por una calle céntrica de Málaga (España), día nublado, percatándome que varias personas llevaban unos diseños de gafas que me hicieron sospechar que estaban grabando o ¡vete tú a saber qué análisis! a los transeúntes, ya fuera discriminada o indiscriminadamente. 

En el sitio Protección de Datos, texto “Gafas inteligentes y protección de datos”, transcribía parte del informe de la autoridad de protección de datos independiente de la Unión Europea (SEPD), donde se intenta aclarar la situación de las gafas inteligentes en el mercado, las posiciones oficiales sobre temas relacionados con la privacidad y la protección de datos y los desarrollos futuros. Para este organismo, las gafas inteligentes son computadoras portátiles con conexión a Internet móvil que se usan como gafas o que se montan en gafas regulares. Permiten mostrar información para el usuario, ver campo y capturar información del mundo físico mediante, por ejemplo, cámara, micrófono y receptor GPS para aplicaciones de realidad aumentada (RA). 

En opinión del SEPD, Las gafas inteligentes son una clase particular de dispositivos IoT (Internet de las cosas), diseñados para tratar datos de todo tipo, obviamente también personales, y su transmisión a Internet tiene implicación en la protección de datos, por lo que el ordenamiento jurídico en esta materia es completamente aplicable y se deben evaluar seriamente las cuestiones de privacidad. En el caso de las gafas inteligentes, debido a la gran cantidad de sensores y al hecho de que se usan como gafas comunes, permiten grabar muchos más datos del mundo físico que otros dispositivos IoT y en el futuro a corto, se espera que los nuevos sensores aumenten la calidad y cantidad de datos capturados. Así que ¡Cuidadín con la tecnología ponible! Fuente de la información SEPD. Fuente de la imagen: pixabay.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel