martes, 26 de septiembre de 2017

Sobre Tecnologías del Lenguaje

Hace ya unos años, 2014, en el texto “Lo imprescindible”, te transcribía la reflexión de José Antonio González Salgado, doctor en Filología y asesor lingüista de Uría Menéndez, contenida en su artículo “La elección lingüística como fuente de problemas jurídicos"[1]: “bastaba con poner en el cajetín de búsqueda de cualquier base de datos de jurisprudencia española las palabras ambigüedad o imprecisión para encontrar un buen número de sentencias en las que ciertas elecciones lingüísticas han ocasionado algún problema jurídico.” Fernando Vilches Vivancos[2], opinaba que existen tantos lenguajes administrativos como sectores diferenciados hay en la Administración Pública, pudiéndose hablar de un lenguaje administrativo fiscal, otro laboral, militar, diplomático, etc., cada uno de los cuales cuenta con un léxico específico, característico de la actividad concreta llevada a cabo en el sector, a manera de “subsistemas” que operan sobre un sistema común a todos ellos, que es el lenguaje administrativo general. Entonces me preguntaba si el lenguaje tecnológico en algún momento podría subsanar o superar esos desajustes de los lenguajes administrativos. Puede que sí. Recientemente ha tenido lugar en Murcia (España) el XXXIII Congreso Internacional de la Sociedad Española para el Procesamiento del Lenguaje Natural (SEPLN 2017), con una Jornada de Debate sobre las aplicaciones de las Tecnologías del Lenguaje, organizada por SESIAD y Red.es. 

Entre los objetivos de esta jornada se encuentran divulgar los avances del Plan de Impulso de las Tecnología del Lenguaje (Plan TL), actuaciones realizadas, iniciativas que se están llevando a cabo dentro del mismo y herramientas que se están utilizando en su desarrollo: compra pública de innovación, participación en programas europeos, etc.; o fomentar la transferencia de conocimiento y la compartición de opiniones entre los distintos agentes que protagonizan el Plan TL: Administraciones Públicas, centros de investigación, universidades y empresas. Otros objetivos son dinamizar el sector empresarial de tecnologías del lenguaje mediante el intercambio de visiones y experiencias entre representantes de grandes empresas con fuertes recursos y productos consolidados y pequeñas empresas de nueva creación y con productos innovadores; ampliar el conocimiento sobre la situación de las tecnologías del lenguaje en otros países de habla hispana; conocer el estado del arte de las tecnologías del lenguaje en México, las iniciativas más destacadas y los campos de actividad con posibilidades de colaboración desde España, tanto a nivel investigador y empresarial como institucional; y profundizar en el conocimiento de las necesidades de los usuarios y de las potencialidades de las tecnologías del lenguaje en dos sectores de especial relevancia para la economía y la sociedad española: la sanidad y el turismo.

El evento fue inaugurado por el secretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital (SESIAD), donde se ha informado de los proyectos prioritarios de acción del Plan de Tecnologías del Lenguaje que se aplicarán en España en sectores estratégicos como la justicia, la sanidad, el turismo y la gestión de las ayudas públicas. En concreto, la próxima firma de un acuerdo de colaboración con el Centro de Documentación Judicial del Consejo General del Poder Judicial (Cendoj) para abordar mediante tecnologías del lenguaje el tratamiento de las sentencias judiciales en España. El proyecto pretende tener un efecto directo sobre la reducción de los tiempos en el ámbito de la justicia. Otros frentes en esta materia lo configuran la creación de herramientas de procesamiento de historias clínicas electrónicas, así como de fichas técnicas de medicamentos que permitan soluciones útiles para profesionales sanitarios e investigadores, la elaboración de sistemas de análisis de opinión y sistemas conversacionales que ayuden a la interpretación de comentarios y sugerencias para el sector turístico o la optimización y mejora de la eficiencia a la hora de distribuir ayudas en innovación o sistemas de subvenciones para empresas y centros de investigación (Fuente de la información: SEPLN 2017; fuente de la imagen: pixabay). 
_____________________________________________________
[1] González Salgado, José Antonio. “La elección lingüística como fuente de problemas jurídicos". Revista de Llengua i Dret, núm. 55, 2011, p. 57-79 
[2] Vilches Vivancos, Fernando. Director del Departamento de Lengua Española de la Universidad Rey Juan Carlos, en la introducción a una conferencia que impartió en Toledo en 2009, sobre el “Texto y contexto en el lenguaje administrativo”.