miércoles, 19 de julio de 2017

A veces puede venir bien un sellito

A veces parece que en mi país, en vez de dedicarnos a conseguir la excelencia por sí misma y en beneficio de los terceros a los que damos servicios u ofrecemos nuestros productos, nos da por certificar todo procedimiento que se tercie, hasta la actividad de un quiosco o el oficio de un churrero (de churros), sin caer en la cuenta que por mucho "sellito de calidad" que esgrimamos a diestro y siniestro, si no va acompañado de una implantación real y consecutiva de los distintos programas objeto de certificación, sirve para poco y menos aún para satisfacer al cliente o usuario. No obstante, también, a veces, puede tener sentido que se regulen determinados procedimientos o puestos, como el que hace unos días informaba en el Sitio Protección de Datos, bajo el título "Delegados certificados".

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), en colaboración con la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), va a promover, sin intermediarios, la certificación de Delegados de Protección de Datos. Su elaboración ha contado con la participación de un Comité Técnico de Expertos formado por 23 miembros, entre los que se encuentran representantes de sectores y asociaciones profesionales, empresariales, universidades y Administraciones Públicas. La AEPD se convierte así en la primera Autoridad europea que realiza un Esquema de certificación de Delegados de Protección de Datos (DPD) y, de esta forma, corta de raíz la entrada de advenedizos y temporeros del "todo a certificar de aquella manera".

La AEPD ha optado por promover un sistema de certificación de DPD con el objetivo de ofrecer seguridad y fiabilidad tanto a los profesionales de la privacidad como a las empresas y entidades que van a incorporar esta figura a sus organizaciones, ofreciendo un mecanismo que permite certificar que los DPD reúnen la cualificación profesional y los conocimientos requeridos. Las certificaciones serán otorgadas por entidades certificadoras debidamente acreditadas por ENAC, siguiendo criterios de acreditación y certificación elaborados por la AEPD en colaboración con los sectores afectados. La certificación no es la única vía para ser DPD y en ningún caso será obligatorio utilizar un determinado esquema, si bien la Agencia ha considerado necesario ofrecer un punto de referencia al mercado sobre los contenidos y elementos de un mecanismo de certificación que pueda servir como garantía para acreditar la cualificación y capacidad profesional de los candidatos a Delegado de Protección de Datos.

El Esquema de certificación de Delegados de Protección de Datos de la Agencia se estructura en tres partes: la AEPD como propietaria y responsable del esquema, ENAC como encargada de los requisitos que deben cumplir los certificadores y, finalmente, las propias entidades de certificación (esto me gusta menos, porque de todo hay en la Viña del Señor). La Agencia considera que esta división es un factor de calidad para el proceso de certificación, ya que las tres entidades distintas con funciones independientes establecen una relación de confianza y mutua responsabilidad. La creación de este Esquema de certificación de Delegados de Protección de Datos de la AEPD es el punto de partida en un proceso de mejora continua y revisión constante que será necesario realimentar tras su puesta en marcha con la experiencia práctica del acreditador y certificador. A este respecto, la Agencia y ENAC han suscrito un convenio de colaboración para coordinar sus actuaciones en el marco de sus respectivas actividades y competencias (Fuente de la información AEPD; fuente de la imagen: pixabay).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel