domingo, 26 de marzo de 2017

Cual afanado labrador

En el texto “Entre habas”, te contaba la tarea que me asignó mi madre, cuando era niño. Me apañó una zoleta y me entregó una servilleta amarrada con un atillo, que contenía un pedazo de salchichón, curado al aire de la Serranía de Ronda, y el preceptivo trozo de pan, con el mandamiento de labrar la tierra donde crecían oportunas matas de habas. Presto estuve ante tal agropecuaria tarea que, arribado el plantío, me encontré ante un, para mi estatura de infante, frondoso bosque de vicia faba ("faba", como diría María Luisa, mi profesora de Derecho Romano). 

Ni corto ni perezoso, cual afanado labrador de habas, me interné entre aquellas plantas trepadoras y, encontrado un rellano, dispuse a reponer fuerzas antes incluso de haber dado buen uso del escardillo. Disfrutado el embutido y el chusco y habiéndome sabido a poco, volví a la hacienda donde, con estrategia de niño, imploré a la madre reponer el atillo con suculenta vianda. Sorprendida mi querida ascendiente, dispuso nuevas provisiones en el paño y dándome un beso en la frente, me recordó nuevamente la tarea.

Lo anterior viene a colación, porque Alonso (Gracias) me ha traído de su huerto un generoso puñado de habas (en el encabezado te dejo una instantánea; fuente: elaboración propia), y rápidamente, porque ya venían "creciditas", las he cocinado como te comenté de soslayo en “Carpanta”, o sea, con jamón. Me gusta servir el plato como principal, generoso (para ¡hartarme ¡vamos!). Fácil de hacer si tienes a mano, además de las habas, trocitos de jamón, cebolla (también me gusta echarle un diente de ajo picado), aceite de oliva virgen extra, huevos y poco más. 

Se desgranan las habas. Se pochan cebollas en el aceite; se le añaden las habas y se van removiendo durante quince minutos a fuego medio. Luego se añade el jamón, cocinando cinco minutos. Finalmente, si quieres, puedes echarle huevos, removiéndolos en la misma sartén (también puedes incorporarlos batidos). Cuando haya cuajado ya están listas las habas con jamón y, en este último caso, huevo. Habrás observado que no he utilizado sal, puesto que ya el jamón se supone que viene salado. No obstante, sal a tu gusto. A continuación te dejo una receta de habas con jamón, alojada en Youtube por Dalicia´s.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel