sábado, 26 de marzo de 2016

El tamaño sigue importando

En “Sé adaptable, contacto mío”, año 2011, te apuntaba que en el mundo de la empresa, hoy más que nunca es necesaria la cultura de adaptabilidad, maleabilidad y flexibilidad para lidiar con la incertidumbre. Años después, 2013, incidía en esta idea en el post “Alimento de guepardo”, transcribiendo la frase de Arriortúa, referenciada en “No está el mañana en el ayer escrito”, editado por primera vez en 2003, acerca de la rapidez con la que tiene que correr una gacela o un león cuando sale el sol en la sabana africana. En este sentido, también está salpicado el blog de reflexiones directas e indirectas sobre la ventaja que la nueva o pequeña empresa, presumiblemente más creativa, adaptable y ágil, tiene en esta crisis que nos ahoga, respecto a la gran empresa, presuntamente más lenta, mastodóntica (por ejemplo, “Suerte les deseo” o “Enseñar a bailar a #MalagaValley”). Fuente de la imagen del encabezado: pixabay.

Pero en esta era tecnológica, que te describí en “La Ola Biotecnológica” (continuación del texto “Olas”), y de cognición y concepto (ver “La ola conceptual”) en la que vivimos, creo que ese pensamiento de que los emprendimientos de éxito, las pymes, los pequeños empresarios… son los ágiles, los creativos y los adaptables y, por contra, las grandes corporaciones son las que están impregnadas de burocracia y pesadez organizativa, ya no es tan relevante, debido a que los avances tecnológicos por un lado, la conjugación de lo global y la necesidad de ingentes cantidades de recursos y capacidad de influencia, posibilitan el mantenimiento de la avasalladora e insultante hegemonía de la gran empresa frente a la pequeña. Ahí tenemos a Google, Apple… Hace unos años, Michael Mandel, director económico y estratégico de Progressive Policy Institute, publicó un trabajo sobre innovación y tamaño, abogando en esa línea, concluyendo que la economía y la sociedad actual siguen favoreciendo a las grandes corporaciones, Concluyo, por tanto, que el tamaño sigue importando.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel