miércoles, 29 de abril de 2015

Coger los rábanos por las hojas

La jornada del martes terminó a las tantas, en una videoconferencia múltiple con la profesora de la Clínica –Unir – Fundación Fernando-Pombo y el grupo de trabajo, trabajando un caso en el que estamos enfrascados desde primeros de mes. Uf! Es frustrante cuando investigas, dependes de terceros, redactas, compilas, des-redactas y vuelves a redactar para que al final la ligazón salte por los aires y, a pocos días de la entrega del dictamen, por fin la línea argumental está clara (que ya es importante) pero hay que invertir horas en la reconstrucción del cuerpo del informe. Cierto que estas cuestiones se reducen o difuminan con una efectiva coordinación desde los prolegómenos, pero también es verdad que el ritmo que nos envuelve es vertiginoso, fulminante y, en determinados momentos, atropellado. Debo tomar decisiones continuamente, a riesgo de coger el rábano por las hojas, no hacer las cosas de derechas o no dar pie con bola. 

En relación a lo anterior y antes de visitar el reino de Morfeo, recordé la tesis de Dan Borge, recogidas en su libro “The Book of Risk”[1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como "El libro del riesgo", que hojeé hace una década y pico, acerca del riesgo como constante en los procesos decisorios. Es más, Borge llega a consolidar la idea de que el riesgo es el ingrediente primigenio del éxito. Efectivamente, ya nos lo insinuaba hace unos cuatrimestres el profesor de Técnicas de Negociación, cuando comentaba los caminos decisorios, las alternativas y los riesgos inherentes a las decisiones. Pero no debo perder el norte, porque la administración del riesgo, como bien apuntaba Dan, no es fácil, más bien complicada, confusa y, a veces, ininteligible, por lo que me encontraré reflexionando como un poseso ante cada problemática decisoria que se cruce en mi camino (Fuente de la imagen: sxc.hu).

[1] Dan Borge. The Book of Risk. Editorial John Wiley & Sons, Inc. 2001. Disponible en Amazon el 29/04/2015.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel