jueves, 19 de septiembre de 2013

Menos integrados

En el post “Globalización estancada” reflexionaba sobre el futuro de la globalización. También, en “Plan nigromante” apuntaba que con esto de la escasez de recursos, superpoblación en algunas zonas del globo terráqueo, reducción de la natalidad en otras, …, como no aparezcan nuevas fuentes de energía baratas y sanas y cambiemos el chip consumista y belicista por un progreso sostenible en lo económico y un desarrollo armónico en lo social, tocará volver a economías tradicionales, similares a la Edad Postindustrial, con mercados muy localizados.

Los traigo a colación porque se escribe en The Economist, “Going backwards”, que según el índice DHL de conectividad global, coordinado por Pankaj Ghemawat, del IESE Business School, estamos menos integrados que en el año 2007. La crisis económica ha generado que el flujo comercial y de capitales fuera menos global. Según el editorial, pensamos que estamos más interconectados de lo que realmente estamos, subestimando las, por otro lado, discutibles ganancias que se podrían obtener de esa globalización.

No sé. El sentimiento expresado en el primer párrafo es muy fuerte para mí. Tal vez, esa integración se realice solamente en lo que a la tecnología se refiere. Reitero que como no se inventen nuevos recursos energéticos, se cubran las necesidades de la Humanidad hambrienta y se frene la superpoblación o, reiterándome, volvemos al pasado, a lo Código Lyoco (ver post "Volvemos al pasado"), o vamos cuesta abajo y sin frenos hacia la desaparición (fuente de la imagen: sxc.hu).

1 comentario :

  1. Querido Manuel, lo has clavao, Salu2

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel