jueves, 18 de julio de 2013

Sencillos y convincentes

En el post “Singularidad del progreso” te referenciaba el estudio sobre las derivaciones del progreso de la tecnología incorporada a los productos desde la década de los ochenta del siglo pasado. En “Hora dedespertar” linkeaba un vídeo donde, entre otros temas, se hablaba sobre la obsolescencia programada. Te refresco esas referencias porque sorprendido se quedó ayer mi interlocutor cuando le dije que el teléfono móvil iba camino de cuatro años de funcionamiento.

¡Pero si utilizo menos del cuarenta por ciento de los comandos del menú! (y ya soy generoso con el porcentaje). Existen innovadoras opciones en el móvil, como Facetime para videollamadas, que las he empezado a utilizar recientemente. Creo que por mucha innovación que realicen los creadores, diseñadores, …, sólo tendrán éxito aquéllas que verdaderamente sean adoptadas por los usuarios.

Por tanto, cabe pensar que debo ser fuente de inspiración de los genios creadores ¿No? y, sobre todo, ratón de laboratorio de esos instrumentos tecnológicos esgrimidos sin mi permiso para revelar, esbozar y tantear nuevos ingenios. Ya que no me queda otra alternativa, en vez de carne de cañón de las operadoras (porque ya tiré hace años el uniforme de cliente), voy a considerarme el señor socio del área de invención o creación.  

Tonterías aparte, en vez de tanta sofisticación y manipulación con artificiosas necesidades, en lo que deberían trabajar estos diseñadores de tecnología es en la búsqueda de productos sencillos, naturales, convincentes y seguros. Te dejo una instantánea de la primera pantalla de mi teléfono móvil.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel