jueves, 28 de junio de 2012

¡Qué mejor aval!

La mañana de ayer la empecé regular. Hace ahora aproximadamente un año, una persona que respeto empezó a poner tierra de por medio  en un proyecto profesional, al que años antes la animé a emprenderlo junto a otra, entonces para mí, amiga. En mi equivocada opinión, se daban las condiciones ideales para que unos amigos iniciaran un camino empresarial conjunto de largo alcance. ¡Qué mejor  aval y qué garantía adicional si la amistad estaba por medio!

Para una parte, los negocios son mucho más importantes si se forjan entre amigos, tomando el proyecto con mucha ilusión, interés y compromiso, poniendo encima de la mesa del otro todo, desde la gestión comercial hasta la cuenta corriente personal, y tragando verdaderas ruedas de molino, en pro de un futuro mejor y del binomio “ganar-ganar”.

La pifié. Para la otra parte “los negocios son los negocios” en clave “ganar-perder”, sea quien sea el socio, por no hablar de camas hechas, hachazos limpios y otras tristes y censurables técnicas de aplastamiento de largo alcance, basadas en humillación, bravatas, coacciones y espantajos. Aprovechándose de su papel en el proyecto así como de su enfoque reactivo, empujó a la otra parte a un acuerdo de remate que a corto plazo entraba en sus planes.

El tiempo y los caminos que las partes transitan, pondrá a cada una en el lugar que corresponde, pero el luto por el desacertado consejo y por el posterior desenmascaramiento de las verdaderas identidades de individuos antes considerados por mí, sigue aún en el corazón.

Sin embargo, al mediodía, con motivo de un almuerzo con unas personas que quiero y respeto, la jornada se enderezó emocionalmente. Te dejo una foto con Nur y Mili, con las que coincidí en el periodo 1994-1998 en Cecap Andalucía Facep. Entonces, Nur llevaba el departamento de ejecución de los proyectos de formación y Mili la división de justificación y económica y financiera.

Hoy, Nur trabaja en el Palacio de Congresos y Mili en verificación de cuentas justificativas de subvenciones. Charlando con ellas, confirmé que entre amigos los negocios son algo mucho más importantes que los negocios, siempre que no aparezcan agendas ocultas y, por derivación, exista verdadera amistad.

Como colofón, el resultado del partido Portugal - España. Un día excepcional.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel