jueves, 26 de abril de 2012

Hasta el infinito

Escribe Shirley S. Wang en The Wall Street Journal, “Coffee Break? Walk in the Park? Why Unwinding Is Hard”, que con sólo profesarlo, podemos ir más allá de lo que podríamos pensar.

Las personas que piensan que tienen una incalculable fuerza de voluntad, pueden trabajar más, sin menoscabo de su rendimiento, que aquéllas que conjeturan que su fuerza de voluntad es finita.

Así que ya sabes: Hasta el infinito y más allá. Si es cierto lo que afirma Shirley en su artículo, puedes darte un impulso extra sin saberlo, sólo pensando que dispones de una voluntad infinita (fuente de la imagen: sxc.hu).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel