jueves, 15 de marzo de 2012

Lindo gatito

En la Edad Media, se relacionaron a los gatos en general y a los negros en particular con la brujería (se decía que eran brujas transformadas en tales), motivo por el cual eran perseguidos, cazados, metidos en sacos y quemados en hogueras, y les cortaban las cabezas (fuente: Wikipedia).

Sin embargo, desde el inicio de los tiempos el gato negro es considerado como un animal mágico.

En Egipto se los trataba como animales sagrados ya que estaban relacionados con el culto a la diosa Bastet.

En la Inglaterra victoriana se consideraba que si unos novios recién casados se encontraban con un gato negro, esto simbolizaba prosperidad en el matrimonio.

Y los marineros creían que tener un gato negro a bordo les traería buena suerte.

Más aún, sus mujeres solían tener uno en casa, ya que esto parecía "asegurar" que sus maridos volverían sanos y salvos al hogar después de la travesía.

Recuerdo en mi infancia que, sentado en uno de los poyetes de la estancia de la casa del campo de mis padres, con respeto veía acercarse a dos gatos negros y uno pardo. 

Frotaban con descaro y sin autorización sus lomos en mis desnudos tobillos y se echaban ronroneando a mis pies, mientras yo observaba y percibía inamovible todo el momento.

Décadas después, sigo preguntándome por qué me elegían para sus deleites si yo no es que los rehuyera, pero me sentía más cómodo con los perros.. 

En fin. Te dejo la foto de un gato que por enésima vez se nos cruzó en el camino, aunque en este caso no era negro,   y con descaro, como antaño, posó todo parsimonioso para que se le fotografiara.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel