lunes, 12 de marzo de 2012

Caradura del personaje

Con más asiduidad de la que cabría esperar y por distintos motivos, algunas personas son embarcadas en puestos de dirección sin que realmente dispongan de los atributos de un buen jefe o director.

Este tipo de directivo chapuza forma parte de la vida misma. No es que todos sean mala gente, pero no valen para el puesto asignado y los equipos a su cargo lo pasan francamente mal.

Pero de toda esta caterva de ineptos, algunos se pasan más de tres pueblos. Ayer me contaron la historia verídica de aquel tipo que imputaba todo lo negativo que pasaba en su sección a su equipo y se atribuía todo lo positivo. Caradura del personaje.

La estrategia para defenderse de este perfil es procurar que tu trabajo y el preceptivo resultado sea conocido por terceras personas y si es posible difundirlo en otros escalones superiores del organigrama, mejor que mejor.

Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional, según prefieras (Fuente de la imagen: stock.xchng).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel