martes, 24 de enero de 2012

Salvaguardar el talento

Hoy en día, los procedimientos de trabajo, la tecnología, los procesos, …, se copian rápidamente.

El talento también se puede imitar, pero los copiadores tardan más tiempo. La educación es fundamental.

Por eso, la gestión del capital intelectual de una empresa o institución no es solo la identificación y desarrollo del talento.

Sino saber preservar, retener, a aquel colaborador o colaboradora que lo posee.

Por su parte, un colectivo, región, país, debe invertir en educación, como fuente y garantía de creación de talento entre sus miembros. (fuente de la imagen: stock.xchng).