lunes, 12 de diciembre de 2011

La flauta mágica

“El príncipe Tamino, perseguido por una serpiente gigante, se adentra en el bosque, tratando de huir, pero sin saberlo ha entrado en el reino de la reina de la Noche.

Allí llegará a un acuerdo con la reina, tendente a conseguir la mano de su hija, a cambio de que la libere del secuestro en la que la tiene sometida Sarastro.

Tamino, acompañado del pajarero, se dispondrá a salvar a su amada. Sin embargo, una vez llegado al reino de Sarastro, se da cuenta que la realidad es otra y decide quedarse allí, al lado de su amada y lejos de la reina.

Para quedarse y pertenecer al templo de los sabios, habrá de pasar una serie de pruebas que logrará superar.

Finalmente, los dos amantes se unirán para siempre, mientras que su malvada madre será derrotada definitivamente.”

Argumento de “La Flauta Mágica” (fuente: Filomusica.com).

Ayer, acompañado de unos amigos, estuvimos en el Teatro Echegaray (Málaga, España), en la representación teatral “La pequeña flauta mágica”, basada en “La flauta mágica” de Mozart e interpretada por actores de la compañía Ópera Divertimento.

El argumento de esta adaptación libre para niños gira entorno a Tamino y Papageno, que engañados por Oscurilla, dama de compañía de la Reina Luna, emprenden el rescate de Pamina, prisionera del presunto malvado Rey Sol.

El Rey Sol no era malo, como se pintaba, revelándose como bueno, justo. La verdaderamente mala es la Reina Luna.

No te cuento más, por si tienes previsto ir a verla. Pulula la amistad, la sabiduría, la verdad, junto con la activa participación del público, incentivada por los actores.

Te dejo dos vídeos, El primero subido a Youtube por jack3s, con la aria de la versión original. El segundo, colgado en el portal por txumena, con unos momentos del arreglo de Opera Divertimento.

Que esta semana te sea beneficiosa en lo laboral, empresarial, profesional o institucional, según proceda. Yo la empiezo profesionalmente en Córdoba (España).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel