viernes, 2 de diciembre de 2011

Fomentar la confesión

Ayer, mientras aplaudía la confesión del angelito, pensaba que no es fácil que un colaborador o colaboradora se dé por enterado de la metedura de pata y comunique o admita el desaguisado.

Determinadas culturas empresariales o institucionales generan desánimos y razones al trabajador o la trabajadora para no manifestar el error cometido, manteniéndose en silencio y rezando para que no se descubra el desatino o, en su defecto, no se lo imputen.

En los proyectos donde colaboro, se procura generar un clima de confianza, seriedad y honestidad, que propicie la confesión, manifestación o declaración del desliz cometido, procurando resaltar el mérito de la acción informativa.

En síntesis, si se está motivado a comunicar el desajuste en el que se ha visto implicado, lo confesará sin temor y eso será muy bueno para la organización.

Si puedes, recarga pilas en este fin de semana que hoy comienza (fuente de la imagen: imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel