domingo, 27 de noviembre de 2011

Medio llena

De la conversación que mantuve ayer con varios jóvenes, Antonio, Clara, María y Manuel, deduzco que tienen miedo al futuro laboral que les espera.

Y no es para menos. Si no es por la economía sumergida y las miserias de subsidios, ya nos estaríamos dando de tortas en las plazas de las ciudades.

Para colmo, el aumento del precio de la enseñanza de calidad, origina que las generaciones más jóvenes sean menos educadas que las anteriores, ya que no pueden formarse con propiedad.

Lo anterior generará una gran diferencia entre el tipo de persona buscado por los oferentes de empleo y los perfiles disponibles.

En síntesis, la situación actual fabrica exagerada munición para los pesimistas. No está el horno para optimismo.

¿Qué puedo aconsejarles?

Que sigan formándose, ya que las empresas contratarán colaboradores cada vez más preparados y la economía demanda personas creativas, emprendedoras.

Que se eduquen en aspectos tales como la innovación, la colaboración y el emprendimiento.

Que no descarten mejoras salariales, pero deben asimilar que porcentualmente las remuneraciones serán distintas a la que disfrutaron sus padres.

Que no pierdan la ilusión en que un futuro, distinto y mejor es posible. Por su bien, la botella la tienen que ver medio llena (Composición de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel