sábado, 11 de junio de 2011

Qué y cómo

Día chungo el de ayer. Motivo: el resfriado que me resisto a soltar. Por la tarde recibí la visita programada del contacto Antonio y familia. Junto a un Barón de Rivero, unas chirlas que cociné y unos gambones a la plancha, pasamos una agradable velada que me hizo olvidar, por unos instantes, el malestar general del cuerpo.

Anda el hombre liado en Sevilla (España), en una reestructuración de un grupo de ámbito andaluz. Me siento muy bien escuchando y cambiando impresiones con perfiles como el suyo y si es amigo, mejor.

De la rica conversación extraigo hoy para ti la habilidad o maestría que debo cultivar para seleccionar los medios, avíos y mecanismos que desarrollarán y consolidarán el saneamiento empresarial en el que trabaje y cuáles naufragarán.

La técnica de Antonio consiste en la valoración del proyecto en función de la más o menos armonía de los equipos acerca de qué se quiere conseguir y cómo conseguir lo que se pretende.

Esa evaluación propicia una matriz de dos secciones o grupo de indicadores, donde se van colocando a los trabajadores en base a su sintonía o desintonía con el qué y el cómo.

A su vez, cada bloque predice la selección de los instrumentos que son válidos y descarta los inadecuados (fuente del dibujo: imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel