lunes, 13 de junio de 2011

¿Más de lo mismo?

Si eres un sufrido seguidor de este sitio, habrás detectado que estoy un tanto desencantado de la política en general y de un manojo de políticos/as en específico. Últimamente, no me apetece reflexionar sobre el presente y lo que el futuro nos deparará ¿Más de lo mismo?

Ayer estuve en Estepona (Málaga, España), en casa de un contacto. Sol, agua, barbacoa y buena compañía. Pero la jornada no empezó de mi agrado. Enzarzado andaba el anfitrión con un invitado, platicando sobre política.

Lo de siempre. Uno que si con los conservadores más de lo mismo. Otro que en unos años nos harán salir de la crisis. Suspiré y me preparé estoicamente para afrontar el resto de la cháchara.

Sin embargo, la conversación derivó hacia qué viene después de esta “democracia”. Un nuevo contertulio incorporó un término que hacía mucho tiempo que no atendía: “sociocracia”.

¿Qué es la sociocracia? Según Marielle Jansen (fuente: Parlamento Mundial para el siglo 21), es el gobierno de los socios, o de aquéllos que viven o trabajan juntos.

Es una ciencia, desarrollada durante los últimos sesenta años que están buscando relaciones humanas correctas que usan principios cibernéticos y estructuras fractales.

La sociocracia separa tres poderes básicos de “llevar, hacer y medir”, declarando el principio de consentimiento, o de “ninguna objeción defendida”. También, garantiza la comunicación de abajo a arriba y de arriba a abajo.

Mientras escuchaba el coloquio, que para mí cada vez era más interesante, mi mente buscaba similitudes con la política de empresa. Creo que la sociocracia podría acelerar la organización empresarial, proporcionándole comunicación bidireccional a todos sus individuos.

Lo que todavía no tengo claro es el beneficio organizativo cuando se pretende llegar a la toma de decisiones. Percibo interesante el, a priori, complicado organigrama basado en ambientes medio emancipados, con objetivos y responsabilidades propias, pero interconectados entre sí.

¿Es la sociocracia empresarial una anarquía encubierta? Creo que no. Si lo fuera, no tendría ni pasado, ni presente ni, mucho menos, futuro en la administración de proyectos de trabajo.

Termino con la frase atribuida a George Bernad Shaw:

"Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo ... y por los mismos motivos".

Seguiré investigando. Que aproveches esta semana en lo profesional, empresarial o laboral, según prefieras. (fuente de la foto: imagenes-gratis. net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel