viernes, 15 de abril de 2011

Saber decir NO

Uf! Estamos a viernes. Quiero hacer más tareas en el mismo lapso y es difícil apretar aún más la programación. La agenda de esta semana no me ha permitido tener tiempo para el pensamiento creativo.

Entre lo mucho que no me gusta de este cúmulo o exceso de actividad, se encuentra que, a veces, estás en un tema y tu cerebro se encuentra pensando en otro tema.

Es peligroso el ocuparse de más y más cosas sin freno. Puedes llegar a catalogar las cuestiones verdaderamente importantes como rollos patateros.

Una de las soluciones, ayer la puse de nuevo en práctica, es utilizar el “No”. Te sientes mal por no poder ayudar a la persona o institución que te lo pide, pero hay que hacerlo por el bien del resto de proyectos que llevas para adelante y por ti mismo.

Otra estrategia es la que me comentaba Pepe ayer. Se va unos días de descanso con su familia y se deja el móvil apagado en la oficina. También, me trasladaba un contacto que apaga el teléfono a las 20:00 horas y hasta las 09:00 horas del día siguiente no vuelve a conectarlo.

En fin. Que disfrutes del reparador fin de semana (dibujo de imagenes-gratis.net).

2 comentarios :

  1. Me apunto esas ideas, Manuel, porque es cierto que entramos en una dinámica de la total disponibilidad profesional que no es sana para nadie. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Abril, por la visita y aportación. Una armonía y equilibrio es lo que debemos conseguir y mantener.

    ResponderEliminar

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel