martes, 22 de febrero de 2011

Más que un cliente

El resumen del día de ayer: triste por la mañana, reconfortante al medio día y duro por la tarde. No me preguntes más.

Cambiando presuntamente de tema. A veces pienso que alguien me tiene que querer mucho en el Cielo, porque no veas la de pruebas comerciales duras que me pone en la Tierra.

Sí, ya sé que un decente comercial no debe ir tras la operación sencilla, sino ser persistente, conocer profundamente lo que se pretende vender y mirar no solo el corto sino el medio y el largo plazo en la relación con el cliente.

También, intento conocer las verdaderas necesidades del cliente, escrutando las mentes, pero respetando sus agendas ocultas, que todos tenemos y, sin quererlo o queriendo, celosos de su ocultación somos.

Pero ¿sabes que es lo que más me gusta, más difícil es obtenerlo pero, si lo consigues, más satisfacción y rentabilidad de la buena genera? Te lo diré: poder ayudar a mi cliente más allá de la mera operación comercial.

Si lo logras, puedes que consigas no solo un cliente fiel a largo plazo, sino también un partner o, incluso, una nueva amistad. Dura la tarde, pero  ahora que lo pienso, fue muy satisfactoria (composición de imagenes-gratis.net).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel