jueves, 6 de enero de 2011

Propósitos

Tarde llego hoy a la cita. Imaginarás el por qué. Los Reyes Magos han visitado esta morada. En el post “Fuego regenerador” sólo (me resisto a no poner el acento a “solo” de solamente) te dije lo que genéricamente esperaba de 2011, guardándome lo concreto.

Pero esta mañana, a la vista de las prebendas de SS.MM., he pensado que debería trasladarte algunas de las proposiciones concretas que me he hecho para este año, por si son de tu interés, te vienen bien y para retratarme y comprometerme ante ti. Ahí van algunas de las intenciones personales.

Ser más fructífero en mis horas de asueto. A veces, llega el fin del fin de semana y no sé responder a la pregunta ¿Qué provecho he sacado de estos días? Me haré una lista de cosas que hacer, desde juegos hasta escucha, pasando por lectura, deporte y meditación.

Descartar que soy un ser de otra galaxia que puede realizar, a la vez, dos o más actividades. El ser humano no está capacitado para multiproceso, por lo que debo ejecutar una tarea cada vez, centrándome en ello y rentabilizando mi cerebro.

Confeccionar un inventario de tareas, cosas, costumbres, que debo dejar de hacer. ¿Para qué? Pues para eso, dejar de hacerlas.

Mejorar la confección de la lista de actividades a realizar el día siguiente, la semana siguiente y a medio plazo. ¿Para qué? Para rentabilizar el tiempo.

Acortar los periodos mentales de realización de las actividades, sin perder calidad de ejecución. Si creo que una tarea la realizo en dos horas, aplicaré el cerebro para procurar ejecutarla en sólo una hora y media.

Realizar ejercicio físico en los días laborables, a primera hora de la mañana.

Evitar las reuniones que no tengan un orden del día, un objetivo y una temporalización.

Atender al correo electrónico y al teléfono, más asiduamente y eficientemente.

Escuchar más y mejor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel