miércoles, 6 de octubre de 2010

Dar la cara

Lleva el equipo un tiempo afanado en el proyecto de salvamento de un grupo empresarial. La colaboración se nos pidió a principios del verano y hoy la implicación, interacción y empatía es brutal.

En su momento, les planteamos a sus representantes la importancia de reconocer la sensible situación y dar la cara ante los colaboradores, las entidades financieras, los clientes y los proveedores.

Si asumo el problema de frente y comunico la realidad, sin mentir, así como el sincero, realista, plan de viabilidad que voy a ejecutar, implicaré a los trabajadores y sensibilizaré a mis clientes.

Paralelamente, se pone en marcha un plan de comunicación, difundiendo los valores de la entidad, como pilares de la reestructuración y para afianzar su imagen corporativa o marca (dibujo realizado por un peque de seis años).