sábado, 21 de diciembre de 2019

Impulso a plataformas europeas de crowdfunding

Fuente de la imagen: Tumisu en pixabay
Si eres follower de este sitio conoces que en más de una ocasión he tratado el crowdfunding. Textos como “Microfinanciación colectiva” o ¿Crowdfunding diferente? son prueba de ello. En el explícito Crowdfunding referenciaba el artículo de John Tozzi, “Five Unanswered Questions About Crowdfunding”, donde se desgranan algunas orientaciones acerca de las dudas que tenía, desde el cómo y quiénes de los intermediarios hasta la generación de fraude, pasando por el papel del Estado o la fijación de reglas. Pues bien, recientemente el equipo de negociación del Parlamento Europeo (PE), llegó a un acuerdo con el Consejo Europeo (CE), sobre las normas de toda la Unión Europea (UE), para ayudar a que los servicios de crowdfunding funcionen sin problemas y fomentar la financiación empresarial transfronteriza. 

Según el PE, el conjunto uniforme de criterios se aplicará a todos los proveedores de servicios europeos de crowdfunding, hasta ofertas de cinco millones de euros (a partir de un millón de euros propuestas por la Comisión Europea CE), calculado durante un período de 12 meses por propietario del proyecto. Para permitir que las pequeñas empresas o las nuevas empresas utilicen la opción de crowdfunding, las acciones de ciertas compañías privadas de responsabilidad limitada, que son libremente transferibles en los mercados de capitales, se incluyeron en el alcance de la legislación. La legislación irá acompañada de garantías adicionales y aclaraciones acerca de cómo se debe informar a los inversores sobre las consecuencias de sus elecciones. 

Apunta el PE que los propietarios recibirían una hoja de información de inversión clave, elaborada por el propietario del proyecto para cada oferta de crowdfunding, o a nivel de plataforma. Los proveedores de servicios de crowdfunding deberían proporcionar a los clientes información clara sobre los riesgos financieros y los cargos en los que pueden incurrir, incluidos los riesgos de insolvencia y los criterios de selección de proyectos. Además, a los inversores identificados como "no sofisticados", se les ofrecería asesoramiento y orientación más detallados, incluida su capacidad para soportar pérdidas y una advertencia en caso de que su inversión supere los mil euros o el 5% de su patrimonio neto, seguido de una reflexión en un período de cuatro días. Fuente de la información: PE. Fuente de la imagen: Tumisu en pixabay.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel