miércoles, 26 de junio de 2019

Un ejemplo a seguir

Este texto va dedicado a los hermanos del compañero José, recientemente sometidos a una operación de trasplante de riñón, uno como donante y otro como receptor, deseando que todo evolucione favorablemente. Y es que, según la Alianza Europea de Salud Renal (European Kidney Health Association o EKHA por sus siglas en inglés), en el Foro Europeo del Riñón 2019, que se celebra en Bruselas, el modelo español de donación y trasplantes es un ejemplo a seguir para el resto de países europeos, alcanzando en 2018 unas tasas de 48 donantes y 114 trasplantes por millón de población (p.m.p), las más altas del mundo. Del total de trasplantes realizados en España en 2018 (5.321), el 62% (3.313) fueron renales. Es decir, que 6 de cada 10 trasplantes que se efectúan en España son renales. Según la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), de los trasplantes renales efectuados en España en 2018, 332 (10%) fueron de donante vivo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera que el trasplante ha de sustentarse fundamentalmente en la actividad de donación de personas fallecidas, tal y como sucede en mi país. La tasa de trasplante renal en España ha pasado de 54,2 p.m.p en 2013 a 70,8 p.m.p en 2018, máximo histórico de actividad en nuestro país y en el mundo. Este incremento se ha debido fundamentalmente al desarrollo de la donación en asistolia. Asimismo, en el ámbito del trasplante renal, España ha logrado reducir en los últimos años la lista de espera para trasplante renal. Al finalizar 2013, 4.328 pacientes esperaban un trasplante renal, frente a los 3.933 registrados al finalizar 2018. Fuente de la información: EKHA, Foro Europeo del Riñón, ONE y OMS. Fuente de la imagen: 4466844 en pixabay.