viernes, 8 de junio de 2018

¿Y qué es el colchón de capital?

El colchón de capital anticíclico (CCA) es un instrumento macroprudencial cuyo objetivo es reforzar la solvencia bancaria y suavizar el ciclo crediticio, obligando a las entidades a acumular colchones de capital durante períodos expansivos, que puedan ser utilizados posteriormente durante las crisis. Este concepto fue introducido en los Acuerdos de Basilea III. Pues bien, el Banco de España (BE) ha decidido mantener en el 0% el valor del CCA aplicable a las exposiciones crediticias en España durante el tercer trimestre de 2018. Esta decisión de política macroprudencial se adopta en el marco de las competencias otorgadas al BE por la Ley 10/2014 de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito, y por el Real Decreto 84/2015 y la Circular del BE 2/2016. 

Y es que el análisis de los indicadores que alertan de la aparición de riesgo sistémico asociado al crecimiento excesivo del crédito no hace necesario, por el momento, fijar el CCA por encima del 0%. Según la institución financiera, con la información disponible a diciembre de 2017, la brecha entre crédito y PIB registra un valor de -50,9 pp (indicador 1 del Cuadro 1), muy lejos del nivel de 2 pp establecido por el BE como referencia para la posible activación del colchón, en consonancia con la directriz establecida por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, de acuerdo con la cual el valor o pauta se situaría en 0% para el tercer trimestre de 2018. 

En la fijación del porcentaje del CCA se han tenido también en cuenta otros indicadores cuantitativos que pudieran ser relevantes, así como otra información cualitativa. El resto de los indicadores considerados (indicadores 2 a 6 del Cuadro 1), junto con toda la información adicional analizada, han continuado aportando señales consistentes y homogéneas entre sí que apoyan la decisión de no activar el CCA en este momento (Fuente de la información: BE. Fuente de la imagen: pixabay).
Fuente del cuadro: Banco de España