domingo, 13 de mayo de 2018

Entender, atender y mimar

Se le atribuye a Emilio Moro, fundador de la bodega del mismo nombre, la siguiente frase: “El vino es un arte, que si se sabe escuchar nos habla, nos dice cuando necesita un trasiego, cuando reposar. Es como un ser vivo que hay que entender, atender y mimar"[1]. Después de una intensa semana, bregando en la selva de cemento para traer alimento al hogar, repongo fuerzas emocionales junto a la familia y amistades, entendiéndolas, atendiéndolas y mimándolas, en torno a un siempre exquisito arroz, cocinado en este caso por Mari Carmen, y a un buen vino aportado por Carlos (Gracias a los dos), en este caso un Malleolus 2015, tinto de la Denominación de Origen Ribera del Duero, elaborado por Bodegas Emilio Moro.
Malleolus se traduce del latín como majuelo, forma de llamar a los viñedos en Pesquera de Duero. Sensaciones recias y equilibradas, propiciadas por el color picota y ese intenso aroma a frutas del bosque, antesala de pujantes y reflexivos taninos en boca. En cuanto a la bodega, el proyecto se inicia en 1932 por el fundador, injertando las viñas con tinta del país centenaria, siendo ya tres generaciones. Te dejo dos vídeos, ambos alojados en Youtube por la firma vinícola. El primero (arriba) con una presentación de la institución vitivinícola y el segundo (abajo) con una semblanza de su capital humano. Este texto también se ha editado en el sitio VINOPOST, bajo el título Malleolus 2015[2].
_______________________________________
[1]Recogida en el sitio web de la bodega.
[2] Fuente de la imagen que a compaña al texto: elaboración propia.