sábado, 16 de diciembre de 2017

Sigue subiendo la renta agraria en mi país

Si eres follower de este sitio, conoces mis raíces agrícolas y ganaderas, por lo que entenderás mi interés acerca de lo que rodea al campo español. Pues bien. según el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), del Ministerio de Empleo y Seguridad Social del Gobierno de España, la renta agraria es una prestación por desempleo dirigida a los trabajadores eventuales incluidos en el Sistema Especial para trabajadores por cuenta ajena agrarios de la Seguridad Social (SEASS) residentes en las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura (Si quieres más información, clickea AQUÍ). Del análisis de la evolución de la renta Agraria durante los últimos años, datos recogidos en la primera estimación de las principales cifras económicas del sector agrario español en 2017, muestra un crecimiento constante en el periodo 2012 – 2015. En 2017, la Renta Agraria supera en un 28,2% la de 2012, batiendo por segundo año consecutivo el récord histórico, al situarse en los 28.462 millones de euros, con un aumento del 4,93% con respecto al año anterior.

La Renta Agraria por Unidad de Trabajo Anual (UTA) ha disminuido en un 2,49%, hasta alcanzar los 31.157 euros, debido al incremento del 7,6% de volumen de trabajo en la agricultura en UTA, que supera al incremento de la propia Renta Agraria.  La positiva evolución de la Renta Agraria viene de la mano de un nuevo récord histórico de la Producción de la Rama Agraria, 49.192 millones de euros, sostenido por el buen comportamiento de la producción animal, que ha equilibrado el ligero descenso de la producción vegetal, asociado a la sequía. Asimismo, los consumos intermedios se han reducido ligeramente. La producción animal ha experimentado una subida notable de un 8,8% respecto a 2016, debido al buen comportamiento de los precios, responsables de un 8,6% de subida, unido a una ligera mejora de la producción, de un 0,2%. El mejor comportamiento en valor lo han tenido el ganado porcino (+10,2%) y la carne de aves (+11%), sustentados en ambos casos por sus precios. Asimismo es destacable el incremento del valor de los huevos (+25,3%).

Por su parte, la Producción vegetal tras conseguir cifras históricas en 2016, desciende ligeramente en un 1,4%, hasta los 29.031 millones de euros, en un contexto agudo de sequía, que han acusado especialmente los cereales, el vino y el mosto. Con todo, el efecto de la sequía en las producciones ha sido contrarrestado por el buen comportamiento de los precios, destacando el aumento de valor del aceite de oliva en un 20%, vino y mosto en un 15%, cereales en un 8% y hortalizas en un 7%. Por su importancia hay que reseñar que las hortalizas alcanzaron su máximo histórico (9.600 M€), aumentando en 810 M€ respecto a 2016, que compensan por sí solos prácticamente todo el efecto de la sequía sobre los cereales (-847 M€). En cuanto a las frutas, a pesar de sufrir un ligero descenso (-0,6%), se mantuvieron muy cercanas a las cifras récord de 2016. Fuente de la información: MEySS. Fuente de la imagen: pixabay.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel