lunes, 16 de octubre de 2017

¿Por qué los pobres son pobres?

Si eres follower de este sitio o te has “ojeado” mi historial profesional, ya sea el alojado en Linkedin o los párrafos de la solapa “Autor”, conoces mis especialidades en empresariales, derecho y economía. En el texto “El niño perdío llegó a la universidad”, te confesaba que las experticias anteriores son de rebote, porque en COU tenía pensado hacer Biología, pero una serie de situaciones posteriores me encaminaron a la Empresa, el Derecho y la Economía. Y, claro, hace un tiempo como que quedaba bien eso de presentarse como “economista”, ya que “empresariales” sonaba peor (y “jurista” pues ni me lo planteé). Pero de ese tiempo a esta parte, siempre me ha costado explicar el papel de la economía en la sociedad, refugiándome en la idea que articulé hace unas décadas, que te he referenciado en este sitio varias veces y que me sirve de respuesta de compromiso a las cuestiones que terceros, colaboradores, amigos y familiares me trasladan, sobre todo en épocas de crisis: “la garantía de una sociedad justa es una economía responsable” (ver referencias clickeando AQUÍ). Fuente de la imagen del encabezado: pixabay.

Te cuento lo anterior, porque durante el fin de semana pasado he estado re-hojeando el texto de Tim Harford, The Undercover Economist: Exposing Why the Rich Are Rich, the Poor Are Poor - and Why You Can Never Buy a Decent Used Car![1], que traducido con mi inglés de los Montes de Málaga es algo así como: “El economista encubierto: explicando por qué los ricos son ricos, los pobres son pobres ¡y por qué nunca puede comprar un automóvil usado decente!”. El autor me enumera los principios de la economía, que se supone que por mi especialidad ya los conozco, incluidas las interacciones entre la oferta y la demanda, los desajustes del mercado, la externalización, la globalización, el comercio internacional, las ventajas competitivas… Para Harford, el punto esencial es que los mercados procesan grandes cantidades de información compleja sobre lo que la gente quiere y cuánto cuesta crear lo que quiere, lo que explica por qué los mercados, si son serios, pueden satisfacer los deseos y necesidades de las personas de una manera que los burócratas inevitablemente no hacen.

Igualmente, Tim me expone los límites de estos mercados: dónde pueden malograrse, contrastando sistemas de distintos países para reforzar su argumentación de mercados imperfectos. Asimismo, para responder a preguntas como ¿Por qué los pobres son pobres? el autor estudió economías como Camerún, para luego descubrir cómo se administraba un país realmente mal dirigido, que en 1999 Transparency International lo clasificó como la nación más corrupta del mundo. En 2001, se había detenido un poco esa corrupción y sólo era la quinta más corrupta. Por ejemplo, la oficina de turismo de Camerún más bien parecía diseñada para desalentar el turismo, requiriendo para visitar el país el previo pago a un contacto para que posibilitara obtener un sello oficial y luego tres viajes a la embajada y una sanción. Otras cuestiones que intenta responder son del tipo ¿Por qué no puedo comprar un coche usado que esté bien? o ¿Por qué es difícil conseguir una buena comida en los viajes turísticos? A continuación te dejo un vídeo, cortesía de London School of Economics and Political Science (LSE), con una conferencia de Tim Harford.
Estos párrafos se han editado a partir del texto publicado en el sitio BOOKPOST, bajo el título, "El economista encubierto".
____________________________________
[1] Harford, Tim. The Undercover Economist: Exposing Why the Rich Are Rich, the Poor Are Poor - and Why You Can Never Buy a Decent Used Car! Editorial Oxford University Press. 2006.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel