domingo, 4 de septiembre de 2016

Más bien caldoso

Es el conejo una de las carnes blancas que siempre que puedo intento invitar a mi dieta mediterránea particular. En textos como “Conejo al vino blanco añejo” o “Torneado y perseverante”, te apuntaba recetas de conejo al vino y conejo al ajillo, respectivamente. En “Coolhunting” te referenciaba de pasada el arroz con conejo al que me invitaron en los conclusivos de la Feria de Pedro Romero, de mi pueblo, Ronda (España), hace ya ocho años, pero no he apuntado en este sitio la receta. Esta semana ha caído un conejo con arroz, así que ahí va (la foto del encabezado recoge una instantánea del rehogo de la carne).

Para ocho personas, un conejo troceado de un kilo, kilo y cuarto aproximadamente (sin contar la cabeza), medio kilo de arroz, tres dientes de ajo, dos tomates, perejil al gusto, azafrán, dos pimientos verdes, pimiento morrón, aceite de oliva virgen extra y también me gusta rociarlo con un cuarto de vino blanco añejo de Mollina (España). Se sazona al gusto y se rehoga en la cacerola con dos dientes de ajo. El hígado frito de muele en un almirez junto con un diente de ajo, el perejil y el azafrán. Por su parte, los pimientos, se limpian y enteros se incorporan al recipiente (una vez cocidos, se extraen antes de que se deshagan y luego se reúnen nuevamente casi al final). Los tomates, también, pero picados. 

Seguidamente se incorpora la mezcolanza del almirez, se emborracha todo con el vino y se deja en evaporación a fuego lento durante unos veinte-treinta minutos (dependiendo de la intensidad del fuego; si se consume pronto el líquido, ir reponiendo con agua). Una vez cocido, se incorpora el agua necesaria para el medio kilo de arroz y el arroz, dejando cocer quince-veinte minutos. A mí me gusta que salga un poco caldoso. A continuación te dejo un vídeo, subido a Youtube por Chobichoba, con la receta de la tita Mari Carmen, donde explica un arroz con conejo al estilo fiñanero, que me encanta.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel